El agua y su interacción con otros materiales

 

Diaz_Jable_Flores-pEn grupos, los alumnos mezclaron agua con distintos materiales en frascos. Registraron gráficamente las combinaciones obtenidas e hicieron una puesta en común comparando las distintas mezclas que cada grupo logró.

 

 

 Para descargar la experiencia completa...

 

 

¿Quiénes somos?

Somos Sonia Flores, Mayra Jable y Patricia Díaz.
Realizamos esta experiencia cuando trabajábamos juntas en la escuela Constancio Vigil, Colonia Norte, Morrison, provincia de Córdoba.
La propuesta se desarrolló con un total de 20 alumnos, todos de segundo ciclo, que pertenecían a cuarto, quinto y sexto grado.

¡Ojalá la disfruten tanto como nosotras!

Los contenidos a desarollar:

Conceptos
– Acción disolvente del agua
– Mezclas: mezclas homogéneas y heterogéneas

Competencias científicas
– Observación y descripción
– Obtención de mezclas: recolección de datos, clasificación

Plurigrado

Proyecto para el grupo total. Esta clase se desarrolla con alumnos de segundo ciclo. Los niños realizan la actividad y pueden alcanzar los objetivos propuestos, independientemente de su edad.
Colaboración de los alumnos más avanzados. Los más grandes realizan aportes que enriquecen la propuesta.

Enseñanza por indagación

Competencias científicas. Los objetivos de esta clase giran alrededor de los conceptos de mezcla y acción disolvente del agua, y utiliza competencias científicas como observación, descripción, recolección de datos y registro. La presencia de objetivos conceptuales y de enseñanza de competencias científicas es una de las características esenciales de la indagación guiada.
Secuencia fenómeno-idea-terminología. La clase comienza poniendo a los alumnos en contacto con un fenómeno, una problemática a estudiar (se usan materiales cotidianos que ellos deberán mezclar para observar lo que ocurre). A partir de los datos obtenidos llegarán a una idea, un concepto. Por último, y recién cuando incorporaron la idea de que en algunos casos los materiales pueden seguir siendo identificados (y separados) una vez mezclados, y en otros no, se les da la terminología específica de mezcla homogénea y heterogénea. Esta manera de ubicar la terminología al final y no al principio, como ocurre muchas veces, concuerda con la enseñanza por indagación.

 

 

Flores-Jable-Díaz

 

 

La clase nos gustó mucho y nos dio un muy buen resultado. Hubo lugar para que los chicos probaran sus inquietudes como lo que ocurrió con el azúcar y el aceite. Otra cuestión fue que quisieron separar el agua del aceite y pensaron que podrían hacerlo a través de una jeringa, cosa que probaron con éxito. También observaron que si dejaban reposar el almidón, tendía a separarse, por lo que lo dejaron hasta el día siguiente y lo separaron. Al realizar la separación de componentes de las mezclas, sucedió también que no elegían bien el colador indicado, por lo que volvían la preparación al frasco y buscaban la manera de elegir otro colador más fino o le colocaban media can can.

Como fortalezas reconocemos:

- El entusiasmo de los alumnos ante la propuesta del material y de poder realizar la experiencia.
- La variedad de materiales presentados conocidos por los mismos y otros de uso cotidiano.
- La variedad de edades de los alumnos enriqueció la propuesta con las ideas previas y ante las sugerencias de realizar las mezclas.

Pensando en un futuro, nos gustaría:

- Realizar experiencias con ejemplos cotidianos de la realidad de los alumnos (preparar el té para la merienda, hidratar el orégano para prepara una comida en el taller de cocina, preparar variedades de comida con agua y harina de maíz, etc.).

Puedes dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *